miércoles, 27 de mayo de 2009

Situación del proyecto de La Receta Electrónica en la Comunidad de Madrid

¿Utilidad?

La denominada receta electrónica representa sin duda alguna un avance beneficioso para médicos y pacientes ya que al desaparecer los talonarios de papel se gana en tiempo y comodidad: el médico prescribe la la medicina por ordenador entregando al paciente sólo instrucciones de uso del medicamento y el paciente recoge directamente la medicina en la farmacia con la tarjeta sanitaria o DNI. Ahorrarán tiempo especialmente los pacientes crónicos, ya que la receta se renovará de forma automática.


¿Situación en Madrid?

En Abril de 2007, el entonces Consejero de Sanidad, Manuel Lamela, un mes antes de las elecciones a la CM de Mayo de 2007, presentó el proyecto de Receta Electrónica en colaboración con el Colegio Oficial de Farmaceúticos de Madrid, asegurando que la prueba estaría a pleno rendimiento el 3 de Mayo y anunciando "la implantación progresiva de la receta electrónica en toda la región a lo largo del año 2007".

Entonces, el "piloto" o prueba del proyecto se efectuó inicialmente en 4 oficinas de farmacia (de las 2800 farmacias que hay en la región), tres de ellas en Arroyomolinos y una en Móstoles expediéndose las recetas desde un único centro de salud, Parque Coimbra.

En paralelo, en Mayo de 2007 se adjudicaba un concurso a Indra para colaborar en el despliegue masivo de la receta electrónica.

A finales de 2007 la receta electrónica seguía igualmente en fase de pruebas y sólo disponible como piloto en 5 farmacias y siempre y cuando las recetas fueran "expedidas" en los centros de Salud de Parque Coimbra y de Arroyomolinos, ambos del Área 8 de Salud lo que, -cuando menos- hacía sospechar que cuando se anunció el proyecto antes de las elecciones estaba muy lejos de estar a punto.

De hecho, por aquel entonces, la Comunidad reconoció ante la prensa que había fallos en la aplicación informática "que había que mejorar", fallos que fueron admitidos por el propio Dir. Gral de Farmacia, que afirmó "serían solventadas entre diciembre de ese año 2007 y enero de 2008".

Ahora hace justo casi un mes, y tras casi dos años del primer anuncio, otro Consejero de Sanidad, el Sr. Güemes, anunciaba que la receta electrónica "empezaría a funcionar en Mayo, en concreto el día 4 en el CS de San Martín de la Vega del Área 11, aclarando que se contaba "con el objetivo de que esté totalmente implantada en el plazo de 1 año".

Pero a día de hoy la receta electrónica parece que sigue sin estar a punto y ni en los centros de salud del Área 8 donde se anunció el año pasado ni en el nuevo del Área 11 se está dispensando la receta electrónica de forma sistemática y completa. Todo apunta a que el sistema todavía necesita algunos ajustes para que funcione en esos centros.


¿Causas de los retrasos?

El proyecto de receta electrónica que ahora la CM vuelve a anunciar estaba hace 2 años y sigue estando estrechamente ligado al pendiente nuevo sistema informático centralizado de gestión clínica de Atención Primaria, AP-Madrid, ya que dicho proyecto se ha realizado teniendo en cuenta que AP-Madrid sea el sistema de gestión clínica utilizado por el Centro de Salud.

En la actualidad y desde 1997 años la casi totalidad de los 420 centros sanitarios de Atención Primaria de Madrid utilizan un sistema informático de gestión clínica denominado OMI-AP, desarrollado por la empresa Stacks, sistema que no es centralizado (existe una base de datos clínicos informatizada en cada centro de salud y centro de Gerencia de AP). Estas bases de datos son mantenidas y vigiladas por el personal informático del organismo de la Consejeria CESUS y por el personal informático propio de los centros. El proyecto de receta electrónica elegido por la Consejería no funciona sobre OMI-AP porque no se ha diseñado para eso y requiere, al menos por el momento, AP-Madrid.


El nuevo sistema AP-Madrid utiliza nuevas versiones del software de Stacks, denominadas OMIap Web Edition, que, en cambio, tiene un carácter centralizado, es decir, existe una única base de datos informáticaen instalaciones centrales a la que se conectan los centros de salud desde un programa informático accesible en cada PC y se ha diseñado teniendo en cuenta su compatibilidad con el proyecto de Receta Electrónica de Madrid.

El desarrollo, implantación y mantenimiento de todo el sistema AP-Madrid durante 4 años fue adjudicado en Julio de 2006 por 6,3 millones de euros a una empresa privada, Stacks (luego comprada - no sin escándalo- por la multinacional Cegedim dedicada a la obtención y venta de datos estadísticos sobre usos de fármacos) mediante un concurso cuyo contrato parece ser estipulaba que dicho sistema debía estar al 50% implantado en Diciembre de 2006 según se desprende una pregunta parlamentaria del PSOE (Diario de Sesiones nº879, pag 25930, de 1 de Marzo de 2007). En dicha sesión parlamentaria, IU también preguntó (pag 25912) si estaba garantizada la privacidad y confidencialidad de los datos de los pacientes madrileñas al quedar "en manos" de una empresa privada, CEGEDIM, y de un sistema que no iban a gestionar informáticos "propios" de la Consejería.

Pero la realidad es que en 2007, AP-Madrid sólo se desplegó en 3 centros de salud, paralizándose su extensión al resto por los problemas de funcionalidad y rendimiento que poseía, hasta el punto que se llegó a encargar una auditoría a una consultora externa. Desconocemos si se han solicitado las correspondientes indemnizaciones a Stacks-CEGEDIM por los retrasos.

A comienzos de 2009, y tras el anuncio en el Hotel Ritz del Consejero de que Madrid dispondría de libertad de elección gracias a un nuevo sistema informático "para Enero de 2009", la Dirección General de Informática de Sanidad informó a las unidades informáticas el "despliegue inminente" del sistema AP-Madrid.

En el famoso documento de la Consejería que se filtró donde se detallaba el proyecto de Área Única de Salud y Gerencia Única Administrativa se barajaba la fecha de Julio de 2009 como fecha tope para el despliegue total de dicho sistema, siendo precondición necesaria su despliegue tanto para la posibilidad de libertad de elección sistemática y generalizada como para el despliegue masivo de la receta electrónica.


A día de hoy, AP-Madrid sólo se encuentra desplegado en 4 centros de Salud ( Parque Coimbra,Arroyomolinos, Perales del Río y San Martín de la Vega) y en estado de prueba en alguno más. La inmensa mayoría de los CS sigue usando OMI-AP. Todo apunta a que Stacks-CEGEDIM todavía sigue trabajando para ponerlo a punto por lo que no parece posible que hasta al menos después del verano pueda acometerse su despliegue generalizado y por consiguiente tampoco el de la receta electrónica.




¿ Situación de la Receta Electrónica en el resto de Comunidades ?

Según el último informe "TIC en el SNS" de comienzos de este año del propio Ministerio de Sanida de Consumo :

"Andalucía, con el proyecto Receta XXI es la Comunidad Autónoma con una mayor implantación de la receta electrónica. El servicio se encuentra plenamente implantado en todos los centros de salud dependientes del Servicio Andaluz de Salud y lo mismo ocurre con el Servicio Balear de Salud. Asimismo, la Comunidad Valenciana, Cataluña, País Vasco, Extremadura, Canarias y Galicia están trabajando en el despliegue de la solución en sus respectivos centros sanitarios y farmacias. Aragón y Castilla-La Mancha cuentan con proyectos piloto operativos, Madrid se encuentra en fase de mejora tras su piloto y Navarra, Cantabria, Murcia, Ceuta y Melilla están preparando la fase de pilotaje.

Además, Red.es está colaborando con Murcia y Cantabria en el desarrollo de su solución de receta electrónica."