martes, 23 de septiembre de 2008

Concentración mañana 24 en el H. Ramón y Cajal contra el despido de los contratados

'La Consejería de Sanidad ha ordenado la desaparición de los contratos eventuales, interinos y de sustitución en toda la red de hospitales públicos de Madrid. En el Hospital Ramón y Cajal, esta medida afecta a cerca de 1.000 personas de todas las categorías profesionales: 160 médicos, 570 plazas de Enfermería (Enfermeras y Auxiliares) y 280 personas de las diferentes categorías de personal "no sanitario".

Esta medida, que ya se esta ejecutando, traerá consigo el aumento de la presión asistencial del Hospital Ramón y Cajal, el único de referencia en su área sanitaria, ya que contará con el 20% menos de profesionales para atender las mismas necesidades (eventuales). De un plantilla total de 4984 profesionales se detraerán 960, con una clara intención de restringir los contratos de sustitución y los interinos, que suponen cerca 700 personas más, con lo que el déficit alcanzaría el 33 % del personal, desaparecería uno de cada tres profesionales de las diferentes categorías.

Las consecuencias supondrán un importante aumento de la lista de espera quirúrgica y médica, una mayor presión en la urgencia tanto del hospital como del conjunto de los centros de salud del área, y mayores demoras para los pacientes en todos los servicios del hospital.

CC.OO. queremos manifestar nuestra firme oposición a estas medidas por lo que supondrán para la salud de los ciudadanos y pacientes del área 4 de salud, así como lo que supone de desprestigio y desmantelamiento planificado del sistema sanitario público.

POR ESTAS RAZONES CONVOCAMOS CONCENTRACIÓN A LAS 11 DE LA MAÑANA DEL 24 DE SEPTIEMBRE A LAS 11 HORAS, PARA TODOS LOS PROFESIONALES DEL ÁREA 4 EN LA PUERTA PRINCIPAL DEL HOSPITAL RAMON Y CAJAL'

Fuente: Sección Sindical de CCOO del Hospital Ramón y Cajal

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Los contratados no son "despedidos", simplemente acaba su contrato y punto, o es un contrato por incremento de demanda que se puede dar por finalizado, pero no son despidos.

Es una vergüenza, eso es cierto, pero llamemos a las cosas por su nombre y no manipulemos.

Anónimo dijo...

Tiene razón el del comentario anterior en que, técnicamente, los contratados no son despedidos y, seguramente, también en que el editor del blog que puso el titular (no es el de la fuente original) se dejó llevar por una intencionalidad de llamar la atención a la vergonzosa noticia

Pero en cualquier caso dice "los despidos de los contratados" y no sólo "los despidos de personal". Con "despidos de contratados", todo el mundo entiende que a contratados que habitualmente se les expedía nuevos contratos tras la finalización de los anteriores ya no se les va a seguir "renovando" es decir, ofreciendo otro nuevo.

Al eventual por obra y servicio o por acumulación de tareas que, de la noche a la mañana le dicen "no vengan más" pues técnicamente no le han despedido, pero el irá diciendo que le han despedido.

Lo de que "simplemente se acaba tu contrato y punto" díselo a los "eventuales de larga duración" (frase nuevamente incorrecta desde el punto de vista técnico pero que abrevia el caso de un eventual con un contrato de 3 meses que lleva más de 2 años y quizás 10 años encadenandos contratos eventuales de meses pues tiene un contrato de corta duración: de 3 meses) que ahora se ven sin un nuevo contrato ni indemnización ni nada.


Si esto se rigiera por el estatuto de los trabajadores, los eventuales "de larga duración" que lo llevaran a juicio conseguirían una sentencia legal que calificaría el acto como despido por habesrse establecerse "de hecho" una relación laboral indefinida por prolongación excesiva ilegal del contrato temporal y la indemnización o recontratación.

Maria dijo...

Taneis razón en que una "no renovación" no es lo mismo que un "despido", pero lo que está claro que estas medidas sólo llevan a un deterioro de la atención a los enfermos.
Tenemos lo que nos merecemos.