miércoles, 2 de diciembre de 2009

Privatización sanitaria

'En relación al análisis Interesada confusión, firmado por José Manuel Freire, querría efectuar unas puntualizaciones: coincido con él en afirmar que existen diferentes formas jurídicas de gestión pública directa, así como la existencia desde siempre de conciertos con el sector privado para la prestación de servicios con carácter complementario. Sabe bien Freire que muchos de los que nos oponemos al proceso privatizador conocemos bien esos términos.

Ahora bien, el debate actual no es tanto clarificar esos conceptos, aunque sea positivo hacerlo, sino la pugna entre concepciones distintas en la forma de entender los servicios públicos y el Estado de bienestar en su conjunto.

Estamos asistiendo a un nuevo ataque frontal e intencionado al sistema sanitario público desde posiciones neoliberales y seudosocialdemócratas, dibujando un panorama nefasto respecto a su sostenibilidad en el futuro e induciendo a una progresiva privatización y pérdida de su carácter público.

La Ley 15/97 permite a quienes así piensan actuar en consecuencia y privatizar vorazmente el sistema, y por ello su derogación o modificación es necesaria. El voto socialista en el congreso fue coherente.'

Fuente: Carlos Barra Galán en El País 30/11/09


Entradas relacionadas: