martes, 5 de marzo de 2013

[Diario Médico] 'Los malos resultados también propulsan a la telemedicina según un estudio publicado en BMJ'

'Pasan los años, y a la telemedicina se le sigue achacando la falta de evidencia científica acerca de sus beneficios. Para más inri, algunos estudios arrojan conclusiones como la de un trabajo británico que se publica en la última edición del British Medical Journal.

Según el grupo de investigadores, liderado por Stanton Newman, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la City University London, en el Reino Unido, la telemedicina domiciliaria no mejora la calidad de vida de los pacientes con enfermedades crónicas respecto al tratamiento habitual.


Los investigadores midieron el impacto de los dispositivos de telemedicina domiciliaria de segunda generación en tres aspectos -calidad de vida, ansiedad y síntomas de depresión-, tres patologías -diabetes, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y fallo cardiaco- al inicio del estudio, a los cuatro meses y al año, y determinaron que dicho efecto era nulo en comparación con los pacientes tratados sin telemedicina.

La objeción
No obstante, los investigadores también advirtieron de que "se requiere más investigación para entender el gran potencial tanto de beneficios como de riesgos de la telemedicina". La advertencia tiene mucho fundamento, ya que el estudio forma parte del Whole Systems Demonstrator (WSD) Trial, una de las mayores -3.230 pacientes- y más completas investigaciones de telemedicina que se conocen, y que ya ha publicado conclusiones muy diferentes antes, como recuerda Carlos Hernández Salvador, coordinador de proyectos en la Unidad de Investigación en Telemedicina y eSalud del Instituto de Salud Carlos III, en Madrid: "La primera publicación del WSD -con las mismas enfermedades- tuvo unos resultados muy buenos, demasiado, incluso". Así, se redujeron la tasa de mortalidad (45 por ciento), las visitas a urgencias (15 por ciento), los ingresos (20 por ciento), la ocupación de camas (14 por ciento) y los costes de las tarifas (8 por ciento).

De hecho, dichos resultados iniciales motivaron el ambicioso proyecto 3Million Lives, de monitorización de tres millones de pacientes en su domicilio (ver DM del 30-XII-2011).'

Fuente y noticia completa: Diario Médico 04/03/2013