viernes, 1 de marzo de 2013

[Comunidad de Madrid] 'Una aplicación permite calcular los topes de farmacia y se avanza en la receta electrónica' [Siscata]

'La Consejería de Sanidad ha implantado la nueva herramienta informática SISCATA en las farmacias de la región, que entrará en vigor el 1 de marzo.. Con esta aplicación, las farmacias podrán comprobar, sólo con pasar la banda de la tarjeta sanitaria por un lector, los códigos de aportación farmacéutica de cada usuario y su límite máximo de aportación mensual establecidos por el nivel de renta que vienen reflejados en la recetas.
Además, esta aplicación sustituye el documento que empleaban los pensionistas desde el pasado 1 de septiembre y que evitaba cualquier exceso en la aportación farmacéutica. Ese sistema, consistía en un documento que se les entrega en el centro de salud y en el que el farmacéutico iba rellenando los campos cada vez que el paciente retiraba su medicación, anotando el precio de tratamiento y la aportación del pensionista, hasta llegar a su tope máximo mensual según sus ingresos.

Con el SISCATA, los pensionistas ya no necesitarán utilizar el documento de dispensación. A partir del 1 de marzo, el farmacéutico podrá consultar en el mismo momento de la dispensación, mediante la lectura de la banda de la tarjeta sanitaria, la cantidad que le queda a un pensionista para llegar al límite máximo de aportación mensual, es decir, 8,14 euros 18,32 euros ó 61,08 euros según sus ingresos. A partir de ahí, se le dispensa sin coste adicional.

Los usuarios deben presentar la tarjeta sanitaria para la retirada de los medicamentos, así como para facilitar a los farmacéuticos el cálculo en el momento de los topes en la aportación. En el caso de que no funcione la lectura de la banda, el paciente deberá solicitar una nueva en su centro de salud. Si esto le ocurre a un pensionista, la Consejería de Sanidad controlará el tope de la aportación a través de la comprobación de las propias recetas y devolverá, como hasta ahora, posibles excesos en la aportación a posteriori.

El sistema no se aplica para las recetas de Muface, Isfas, Mugeju, de seguro libre y de otras comunidades autónomas, cuyo procedimiento de dispensación y facturación se mantiene como hasta ahora. El acceso a la aplicación SISCATA desde las Oficinas de Farmacia de la Comunidad se realiza a través de conexión directa y cifrada a los sistemas de información de la Consejería de Sanidad, garantizando en todo momento las medidas de seguridad y confidencialidad.

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) ha habilitado una red de comunicaciones VPN-IP, que conecta a las farmacias y los servidores del COFM con la red de la Consejería de Sanidad. De este modo se podrán comprobar, en el momento de la dispensación, los datos del paciente así como los relativos a la recogida de la medicación, lo que permitirá realizar los procesos de facturación de forma electrónica.

La puesta en marcha de este servicio servirá para facilitar la extensión de la Receta Electrónica en la Comunidad, ya que sienta las bases de la conectividad y de los procedimientos necesarios para su implantación. Además, la implantación no ha supuesto ningún gasto adicional, ya que este servicio estaba contemplado en el despliegue de la receta electrónica.'

Fuente: Comunidad de Madrid 28/02/2013

Entradas relacionadas: